jueves, 22 de octubre de 2009

FUNCIONAMIENTO DE UN PORTATIL

¿Cómo funcionan los ordenadores portátiles?


De alguna manera, la creciente popularidad de los ordenadores portátiles es algo irónico. Son completamente portables, usan menos energía y hacen menos ruido que los ordenadores de sobremesa. Sin embargo, suelen ser algo más lentos, con menos potencia para los gráficos y procesamiento de audio, aunque estas diferencias pueden ser muy pequeñas para que los usuarios las noten.

Los portátiles son frecuentemente más caros que los ordenadores de sobremesa, aunque cada vez más frecuentemente, se ven mejores ofertas y caídas en los precios de los portátiles.


Muchos se han preguntado, ¿Cómo puede todo ese equipamiento que está en una torre de PC, caber en un espacio tan pequeño? ¿Cómo puede un ordenador portátil ser tan eficiente como para mantenerse con una batería durante horas? En este artículo veremos algunas de estas respuestas.

Para empezar, los portátiles y los equipos de sobremesa son muy similares. Tienes el mismo hardware básico, software y sistema operativo.


La diferencia principal es que como están organizados los componentes entre si.


Un ordenador de sobremesa incluye una placa base, tarjeta gráfica, disco duro y otros componentes en una carcasa o caja grande. El monitor, teclado y otros periféricos se conecta mediante cables o un sistema wireless. Independientemente de que la carcasa se mantenga horizontal o vertical, hay mucho espacio para añadir tarjetas, cables y más elementos. Sin embargo, un ordenador portátil es de menor tamaño y más ligero que la mayoría de las carcasas de un ordenador común. La pantalla está integrada en la propia unidad, de igual manera que el teclado. En lugar de una carcasa con mucho espacio, un portátil usa un diseño comprimido y diminuto donde todas las piezas están juntas en un agrupamiento.


Debido a esta diferencia básica, y debido a su característica de movilidad, los componentes deben:


-Caber en un espacio compacto.
-Mantener y gestionar adecuadamente la energía.
-Producir menos calor que los ordenadores de sobremesa.


Usualmente, estas diferencias son las que hacen que los componentes sean más caros, lo cual contribuye a su subida de precios.


El procesador en un ordenador portátil

El procesador, microprocesador o CPU, trabaja con el sistema operativo para controlar el ordenador. Básicamente actúa como el cerebro del ordenador. Esta CPU produce mucho calor, por lo que un ordenador de sobremesa usa circulación de aire, ventiladores, disipadores de calor, y todo lo necesario para que el procesador no se vea afectado por la temperatura. Los portátiles tienen mucho menos espacio para cada uno de estos métodos de enfriamiento, por lo que normalmente hace uso de:


-Funciona con un voltaje menor y velocidad de reloj. Esto reduce la salida de calor y el consumo, pero ralentiza el procesador. Muchos portátiles funcionan con un voltaje más alto cuando están conectados, y a uno más bajo cuando están utilizando la batería. Por esto si lo desconectas de la toma eléctrica, el brillo de la pantalla puede bajar un poco.


-Los procesadores se montan en la placa base sin pines. Estos pines ocupan mucho espacio en un ordenador normal, y por ello muchos portátiles no los utilizan. Hay otros que van montados con un sistema de bolas llamado Micro-FCBGA. Esto salva espacio, pero también significa que el procesador no puede ser retirado de la placa base para reemplazar o actualizar.

-Se puede poner en modo inactivo o ralentizado. El ordenador y el sistema operativo trabajan juntos para reducir la velocidad de CPU cuando el equipo no está en uso, o cuando el procesador no necesita estar a plena potencia.


Los portátiles normalmente tienen ventiladores pequeños, con reducidos disipadores para alejar el calor. Algunos modelos más avanzados incluso usan líquido refrigerado guardado en canalizaciones a lo largo de donde se produce el calor. Otro sistema es poner el procesador cerca del borde de la unidad. Esto permite que el ventilador mueva el calor directamente al exterior en lugar de por encima de otros componentes.


Memoria y almacenamiento en los portátiles


La memoria de un ordenador portátil puede compensar en ocasiones el reducido rendimiento que viene con un procesador lento. Algunos portátiles tienen caché de memoria cerca de la CPU, permitiendo el acceso a los datos de una forma más rápida. Algunos tienen también un bus de comunicaciones más grande, permitiendo el movimiento que los datos se muevan más rápidamente entre el procesador, la placa base y la memoria. Los portátiles normalmente usan módulos de memoria más pequeños para ahorrar espacio. Algunos tipos de memoria muy comunes son: SODIMM, DDR SDRAM, SDRAM y módulos propietarios de memoria.


Algunos equipos vienen con la posibilidad de actualizar la memoria y con paneles removibles para un acceso más sencillos a los módulos de memoria. Como un ordenador de sobremesa, un portátil tiene un disco duro interno, el cual almacena el sistema operativo, aplicaciones y archivos. Sin embargo, los portátiles generalmente tienen menos espacio de disco que los ordenadores convencionales. También es físicamente más reducido. Otra cosa a tener en cuenta, es que los discos duros de los portátiles giran mucho más despacio que los de sobremesa, reduciendo tanto el calor como el consumo de energía.

Los ordenadores de sobremesa tienen múltiples entradas para añadir e instalar dispositivos adicionales, como pueden ser DVDs o discos CDROM. Sin embargo, al añadir nuevos equipos a un portátil está más limitado. Por ello, existen algunos que vienen diseñados de forma modular, permitiendo que muchos dispositivos puedan ocupar la misma entrada. Estos dispositivos vienen en tres designaciones diferentes:


-Extraíbles en caliente : El ordenador puede estar encendido mientras se cambia el dispositivo.

-Extraíble en frío : El ordenador debe estar apagado mientras se hace el cambio.

-En esta tercera posibilidad, el ordenador puede estar encendido mientras se hace el cambio, pero el bus : el camino que utiliza el dispositivo para enviar datos a la CPU – debe estar inactivo.

En algunos casos, estas entradas no solo se limitan a dispositivos, sino que también pueden aceptar baterías extra.


Sonidos y gráficos en un ordenador portátil


Una GPU (Graphics Processing Unit) es un microprocesador que gestiona los cálculos necesarios para el funcionamiento de los gráficos 3D. Al igual que una CPU, una GPU produce mucho calor. Muchos portátiles tienen la capacidad de reproducir gráficos construidos en la propia placa base, o tienen una pequeña tarjeta gráfica con una GPU diseñada específicamente para el uso del portátil. Los fabricantes GPU ATI y NVIDIA hacen este tipo de tecnología especialmente para ordenadores portátiles. Los portátiles frecuentemente comparten memoria entre la CPU y la GPU, ahorrando espacio y reduciendo el consumo del equipo.

Mucha gente no nota el rendimiento general gráfico de un ordenador portátil. Tienen mucha potencia de proceso para la navegación Web y aplicaciones variadas, pero sin embargo tienen problemas para los últimos juegos 3D. Aun así, hay portátiles especialmente fabricados para juegos de este tipo y que traen una GPU más potente y memoria de video adicional.

Un portátil muestra sus gráficos en una pantalla LCD (Liquid Crystal Display). Muchas de estas pantallas varían entre las 15 y 17 pulgadas - aunque pueden ser más grandes – y el tamaño de la pantalla afecta al propio tamaño del portátil.

Por otro lado, la mayoría de los portátiles tienen tarjetas de sonido o procesamiento integrado de sonido en la propia placa base, como también pequeños altavoces en el propio equipo. Sin embargo, generalmente no hay suficiente espacio dentro de un portátil para una tarjeta de sonido de alta gama o unos altavoces de gran calidad. De todos modos, se pueden suplementar estos inconvenientes con controladores externos de sonido, que se pueden conectar al ordenador mediante puertos USB o FireWire.

Alimentación de un portátil


Los ordenadores portátiles, como cualquier dispositivo electrónico, funcionan con electricidad. Todos los ordenadores en general tienen pequeñas baterías para mantener la hora en tiempo real, y en algunos casos, algunos tipos de memoria adicional. Un portátil tiene la ventaja de funcionar con baterías por si mismo sin ninguna conexión a la red.

Las primeras baterías que se utilizaron en los ordenadores portátiles de forma más común, fueron las NiCad, y algunos equipos muy antiguos las siguen utilizando. Tiene unas dos horas de vida entre carga y carga, pero esta vida decrece con cada carga por causa del efecto memoria. Se forman burbujas de gas en las celdas internas de la batería, reduciendo la cantidad total de espacio para recargas. Otro inconveniente de las baterías NiCad es que si se dejan carga mucho tiempo, puede estropearse para siempre.

Las baterías de Lilon son el actual estándar para los ordenadores portátiles. Son ligeras y tiene más tiempo de vida. No sufren del llamado efecto memoria, puede cargarse aleatoriamente, y no se sobrecalientan si se cargan en exceso. Estas baterías son también mucho más finas que cualquier otra batería disponible para portátiles, haciéndolas ideales para otros tipos de dispositivos informáticos. Estas baterías pueden aguantar hasta las 1200 cargas, más o menos.

Se dice que muchas de estas baterías, pueden tener una vida de 4 o 5 horas, pero esta medida depende mucho de como se usa el ordenador. El disco duro, otros dispositivos del sistema y la propia pantalla LCD, usan mucha energía de la batería. Incluso mantener una conexión wireless para Internet requiere un gasto de energía. Por esto, muchos modelos de portátiles tienen software de gestión para extender la vida de la batería o conservarla cuando está a niveles bajos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada